martes, 13 de mayo de 2008

Muchos cuerpos, una misma alma/ Brian Weiss/ Zeta Bolsillo


En su último libro, aunque lleva varios años publicado, Brian Weiss sintetiza toda su evolución espiritual como maestro de las regresiones a vidas pasadas, presentándonos cada capítulo, como una etapa en la evolución espiritual del ser humano hacia el AMOR UNIVERSAL, desgranando experiencias esenciales como la inmortalidad, la empatía, la compasión, la no violencia, el libre albedrío, entre otras, acompañadas de experiencias personales que facilitan su comprensión.

Pero además en este libro nos presenta su último descubrimiento "las progresiones hacia el futuro", en palabras del autor: 

" El futuro, sea cercano o sea lejano, puede servirnos de guía; puede retroalimentar el presente para instigarnos ahora a elegir mejor y decidir mejor. Podemos cambiar lo que hacemos hoy en función de lo que nos diga el mañana, y eso altera nuestros futuros, que toman una dirección más positiva."

En mi modesta opinión el mejor libro del autor, pues sintetiza perfectamente lo que quiere transmitir, entremezclandolo con las experiencias de sus pacientes con gran dinamismo; algo que en sus anteriores libros no terminaba de cuajar, pues intercalaba de forma poco homogénea vidas pasadas de sus pacientes de estilo novelesco con mensajes de alto contenido espiritual.

Como dice el autor:

"Con el amor y la comprensión llega la perspectiva de la paciencia
infinita. ¿Qué prisa tienes si, en el fondo, el tiempo no existe,
por mucho que a ti te lo parezca? Cuando no experimentas el presente,
cuando te dejas absorber por el pasado o preocupar por el futuro,
te provocas mucho pesar y sufrimiento.
El futuro es solamente un sistema de probabilidades.
Así pues, ¿por qué preocuparse tanto?"



ISBN: 9788496546080/ Año de edición:2005/ Precio: 10 Euros/ 320 pags.

Web del autor: www.brianweiss.com

2 Comments:

Jorge said...

Nos riñes pero al mismo tiempo eres un autor aplicado!!

Gracias Curro por no dejar que el blog decaiga!

De Brian Weiss no he leido nada pero la propuesta que nos plantea en el libro que tú nos propone es de lo más interesante!!

Verónica said...

Por fín aparece Brian Weiss! Me parece indispensable su presencia en este blog. Gracias Curro.

He leido Muchas Vidas, Muchos Maestros y Lazos de Amor. En su día me impactaron mucho. Este en concreto no lo he leído así que sólo puedo hacer algún comentario acerca de los otros dos y del autor.

El primero, Muchas Vidas, Muchos Maestros, me parece un libro bastante iniciático. Su lectura es accesible para todo el mundo y la gente queda bastante asombrada tras leerlo. Es un libro que he prestado a mucha gente de mi entorno y la reacción ha sido casi siempre muy parecida. Este libro es una puerta al más allá, un halo de esperanza para aquellos que pensaban que con la muerte todo acaba. Tengo una amiga que lo quiere subir al blog, así que ya lo comentaremos más a fondo cuando esto suceda. Ok, Sara?

El segundo, Lazos de Amor, es precioso. He tenido la suerte de experimentar encuentros con personas que me han hecho pensar seriamente que sí que les conozco de una vida pasada. Una sensación muy hermosa de cercanía, de entendimiento, de armonía; y a veces todo lo contrario, personas que hoy están a mi lado porque aún nos quedan cosas que aprender la una de la otra.

Acerca del autor, bueno, es jefe de psiquiatría en el hospital Mount Sinaí de Miami y usa las terapias regresivas para la curación de sus pacientes. La regresión a un momento traumático de la infancia o incluso de una vida pasada nos ayuda a experimentar la situación desde otra perspectiva, desde el testigo. Desde fuera, las cosas se ven distintas, se sienten distintas; el que observa con imparcialidad y no emite juicios, ve desde la objetividad, ve la realidad de las cosas.

Si hemos vivido muchas vidas y si vamos a seguir regresando aquí, sería hermoso plantar en esta muchas semillas de amor, para que cuando regresemos encontremos un precioso jardín lleno de flores multicolores y mariposas revoloteando.

Lo que regalamos a los demás, nos lo estamos regalando a nosotros mismos. Somos muchos cuerpos, una misma alma.