viernes, 11 de abril de 2008

Conviertete en lo que eres / Alan Watts / Oniro


¿Son 125 páginas lo suficiente para que cualquiera de nosotros deje de pretender ser, y sea consciente de sí mismo?


Mark Watts nos vuelve a invitar, esta vez, a un viaje por los inicios de su padre, con una recopilación de artículos que Alan Watts escribió a mediados de los años 30 y que él mismo fué divulgando a través de medios escritos como The Middle Way, periódico públicado por por el centro búdista de Londres y por su paso en la radio KPFA de Berkley en California en 1955 (datos que el editor cita en el prefacio y que encuentro interesante).

Watts vuelve a tirar de la vieja China de Laot Se y Chuangt Se, y hace numerosos repasos por poemas budistas para hacer de ellas sus propias tesis, así encontramos en su primer artículo titulado "La Paradoja de la negación de sí mismo" al inicio, este poema:

"Mientras vivas sé un hombre muerto,
totalmente muerto ;
Entonces, hagas lo que hagas,
estara bien."


y al final del mismo artículo este otro de Chuang Tse; 
Chuang Tse dice lo siguiente: 

"Desde el punto de vista del sabio,
lo junto no permanece unido, ni apartado lo separado,
lo largo no lo es en exceso ni es deficiente en lo corto.
Al igual que las patas de un pato, que, a pesar de su cortedad,
no es posible alargar sin causarle dolor,
y las de una grulla, que, aunque largas, 
no es posible a cortar sin hacerla desdichada,
del mismo modo, lo que es largo en la naturaleza moral del hombre
no puede ser acortado, ni tampoco,
alargado aquello que es corto."

Así sucesivamente va desenmarañando a unos y a otros haciendo su propio telar, desde luego de una forma muy acertada ya que este libro se convirtió desde la primera vez que cayó en mis manos (gracias Luis y Marián) en uno de mis favoritos, te cuestiona todo, incluso la práctica, ha donde él mismo reniega de una meditación muy continuada, se ríe de los buscadores que pretenden encontrar su camino de una forma excesiva cayendo en las numerosas religiones y después alardean de lo difícil que es llegar a la plenitud espiritual. Por estos planteamientos y otros, este libro me parece muy gratificante, se nota que Alan Watts esta impregnado por el Taoismo y reniega de toda rigidez impuesta por lo externo.

Precio 9€.

4 Comments:

Verónica said...

Pues sí que tiene buena pinta, me lo voy a comprar. Me ha hecho reflexionar y me he sentido identificada. Ultimamente cuestiono muchas cosas y estoy optando por ser como el agua y fluir. Cada día soy más consciente de que todo se mueve con rítmica armonía y cuando mi ego se empeña en romperla, incluso a sabiendas a priori del perjuicio que va a causarme kármicamente y físicamente..., surgen rayos y centellas como en los dibujos animados; otra piedra, ¿la misma piedra?: el ego.
También soy reacia a toda organización y práctica grupal en la que el individuo olvide quién es; un ser libre y que se debe preguntar en cada momento si está siguiendo el camino de su corazón, si está en el flow, si está en armonía con el universo, con su microcosmos y con el macrocosmos.

Jorge said...

Ya sabes que el libro te lo puedo dejar cuando quieras, y después si te gusta te lo puedes comprar, siempre viene bien tenerlos a mano para repasarlos, yo siempre saco algo nuevo de ellos, lo cual quiere decir que eres tú el que le da un nuevo enfoque a lo que has leido o que has madurado en tu experiencia, has llegado a entender eso que te faltaba y comprendes que en el fondo el libro es sólo un apoyo.

Yo más que reacio a alguna organización o practica donde el individuo olvide quien es, pienso que uno debe transcender el ego "NUNCA" anularlo.

Verónica said...

Sí, desde luego, estoy de acuerdo contigo; Lo que se intenta anular siempre crea resistencia, está claro que el ego hay que trascenderlo, superarlo, dejarlo abajo, ir más allá, e incluso dejarlo ahí y mirarlo, observarlo desde un poquito más arriba, con la perspectiva que te da la distancia. Además puede ser hasta divertido, es como un juego, observar a tu propio ego, ver cómo tropieza y luego se levanta y cómo sube y luego baja y cómo se hace grande y luego se hace pequeño...

He mirado en varias librerias y parece ser que está agotada la edición pero me han dicho en una de ellas que parece que lo van a reeditar pronto. Me encantaría leero. Si me lo prestas, perfect! Gracias por tu ofrecimiento.

Verónica said...

Hola Jorge. Acabo de terminar de leer el librito y está bastante bien. Pero no es realmente un libro, son una serie de ensayos recopilados por su hijo, y eso es lo que me gusta menos quizá. No es un libro con su principio y su final, son artículos sueltos con menos que más relación unos con otros. Aún así, me encanta Watts; quizá su lenguaje sea algo enrevesado y abuse de las frases largas y las oraciones subordinadas con miles de comas... pero muy coherente y sabio en sus postulados.

Me ha gustado especialmente el último artículo titulado "El nacimiento del Hijo Divino". En realidad sus conclusiones son las mías también. En mi opinión Watts fue un gran maestro.

He encargado por internet un par de libros de él y estoy deseando que lleguen!