viernes, 1 de abril de 2011

¿Es el yoga ideal para la mujer?

Más sobre libros en
http://yogasala.blogspot.com/search/label/Libros



¿Es el yoga ideal para la mujer?...
Con esta pregunta comienza el capítulo 6 del libro "Yoga para la mujer" de Geeta S. Iyengar.

Y supongo que la gran mayoría ya conoce la respuesta, sobre todo las fieles practicantes que día a día veo pasear sus felices caras por los pasillos de la Yoga Sala antes o después de comenzar su clase de yoga, dispuestas a entregarse a ese tiempo para el espacio propio donde todo encuentra su sitio.



Las mujeres buscan su sitio. Su sitio en esta sociedad, en su familia, en su trabajo, en este planeta Tierra temblante y consigo mismas y sus hermanas más que nada.
Siempre nos sorprende como en todas las disciplinas integradoras como el yoga el número de mujeres es siempre mayor. Ellas están ahí, deseando sentirse plenas, vivas y en paz.

Las yogasanas que se practican en una sesión de yoga ejercitan todo el cuerpo y revitalizan todos los sistemas fisiológicos. El resultado es una mente y un cuerpo firme.

A su vez la práctica de asanas y pranayama hace que el sistema respiratorio trabaje mejor,asegurando un aporte de oxígeno adecuado y mejorando la circulación sanguinea en todo el cuerpo. Esto es particularmente importante para las madres que están dando el pecho ya que practicando yoga aumentamos la absorción de oxígeno, mejoramos la calidad de nuestra sangre y la leche fluye.

Y que decir en el embarazo....Y el parto...
Páginas enteras debería escribir para expresar todo lo que el yoga me aporto en el embarazo y parto...
Este artículo quedaría muy largo...

Solo deciros que en las asanas ejercitamos el útero para fortalecerlo y hacer que funcione correctamente, reforzamos los músculos de la pélvis favoreciendo su circulación sanguinea, fortalecemos el aparato reproductor ( también util en casos de esterilidad ya que llevamos riego a la zona) y trabajamos la columna vertebral.

Y nos vinculamos con nuestros bebés. Comenzamos a establecer ese diálogo interno tan especial que solo las mamis podemos sentir. El yoga nos recuerda la necesidad de ese vínculo.


Leyendo el libro de Geeta, mi mente se llena de recuerdos y sensaciones...
Recuerdos de las clase de yoga de mi madre, de cuando me enseñaba a relajarme en época de estudios, recuerdos de alivios de dolor de espalda, recuerdos de embarazo, parto en casa y crianza.
Recuerdos de paz. Fortaleza.
Y porque no Devoción.

La ciencia del yoga ha resistido el paso del tiempo y es tan apto para la mujer de antaño como para la mujer de hoy en su búsqueda de la salud y felicidad suprema.

Me gusta el final de este capítulo del libro en el que refiriéndose a el yoga en la menopausia dice que yoga ofrece una visión optimista de la vida y de un futuro más feliz, en lugar de pensar en el pasado sobre el que cierne ya la oscuridad.

Por lo tanto, te encuentres en la etapa de tu vida en que te encuentres, adolescencia, madurez, deseos de concebir,embarazo, parto, postparto o climaterio, te invito al yoga. Te invito a leer sobre el y sobre todo a practicarlo.

¡Ya que la mejor manera de comprender su utilidad es practicándolo!


Acción dinámica, consciencia corporal y libertad y gracia en nuestros movimientos para todas nosotras.

Paz.
Carolina.



Aprovechando la relación con el tema lanzo la invitación para la jornada de la madre y la mujer que haremos el uno de mayo.

Será un día de fiesta en el que comenzaremos con una clase de yoga impartida por Isabel Martinez and me y continuaremos con la charla de mis compis las doulas del sur .

Hablaremos sobre el papel de doula, haremos yoga, talleres de creatividad y yogui tea con dulcesitos.

Próximamente colgaremos el programa completo.
Si quieres puedes reservar tu sitio ya.
¡Niñ@s y bebés bienvenid@s!
¡Embarazadas también!


1 Comment:

Verónica said...

Muchas gracias por tu aportación al blog. Al leerte dan ganas de extender la esterilla y ponerse a practicar!!